TECARTERAPIA

LA TERAPIA QUE DA UN NUEVO ALIENTO AL METABOLISMO TISULAR

Los beneficios de aplicar calor para tratar distintas patologías se conocen desde hace muchísimos años: alivia las condiciones crónicas, traumáticas e inflamatorias; aumenta el flujo sanguíneo mejorando la nutrición y oxigenación de las células y acelerando la eliminación de toxinas; mejora la extensibilidad del tejido conectivo, reduce la rigidez articular, el dolor y los espasmos musculares y facilita la reabsorción de hematomas y edemas.

La tecarterapia es un instrumento excelente que complementa la intervención del fisioterapeuta; es también el que más utilizan los fisioterapeutas en Italia y uno de los más recomendados por ortopedistas, fisiatras y médicos deportivos.

 De todos modos, es importante profundizar en algunos aspectos:

¿Cómo se utiliza correctamente la tecarterapia?
¿Cómo se planifica un tratamiento de tecarterapia eficaz?
¿Cómo ajustar la potencia y demás parámetros de la tecarterapia?
¿Cómo elegir los accesorios adecuados para conseguir tratamientos de tecarterapia eficaces?

En esta guía analizaremos todos los elementos que necesita el fisioterapeuta para utilizar la tecarterapia de manera profesional.

TECARTERAPIA Y APLICACIONES

La aplicación de un campo de corrientes eléctricas a un tejido biológico, con la potencia, frecuencia y forma de onda adecuadas, proporciona energía al substrato y restaura el equilibrio químico-eléctrico dañado por la patología. Esta es la teoría que justifica el uso fisioterapéutico de la tecarterapia. Cada una de las células participa en la regeneración del tejido a través de interacciones morfológicas y de tipo electroquímico.

La acción térmica, al aliviar de inmediato la zona inflamada o lesionada, despeja el camino para la acción mecánica que, de este modo, puede insistir durante más tiempo y en mayor profundidad. Además, a diferencia de lo que recomienda la metodología clásica, se pueden repetir las sesiones dejando menos tiempo entre una y otra sin que haya riesgo de interferir en los tejidos.

Los nuevos equipos Fisiowarm® son capaces de suministrar energía aprovechando una forma diferente de interacción entre campos eléctricos que se refiere al modelo físico del condensador, sin emplear alta tensión para ello. Las modalidades de transferencia son múltiples y personalizables, y se caracterizan sobre todo por el hecho de que el calor se genera directamente dentro de los tejidos, consiguiendo así tratar patologías antes inaccesibles. La energía se infiltra profundamente en los tejidos, sin que ninguna forma de proyección directa atraviese la superficie cutánea.

1. ZONA DE TRATAMIENTO Y TEJIDO DIANA DE LA TECARTERAPIA

Muchas veces, el paciente acaba sobre una camilla ¡y se le plancha como si fuera una camiseta! Utilizar la tecarterapiacomo una «plancha» es perjudicial no solo para la reputación de la tecarterapia, sino también para la fisioterapia en general. El fisioterapeuta debe ser capaz de realizar un cuadro clínico del paciente, solo así podrá planificar el tratamiento más adecuado. En los cursos de la A.I.T. (Academia Italiana de Tecarterapia) utilizamos un proceso de extracción anglosajón con una ficha de evaluación que incluye:

  • Anamnesis e historial clínico. La duración y la evolución de los síntomas nos dan importantes claves sobre el pronóstico del paciente.

  • Preguntas específicas. para comprender el dolor (topografía, intensidad y características de los síntomas, duración y frecuencia de aparición, etc.), preguntas sobre actividades o posturas que mitigan o eliminan el dolor y preguntas sobre la intensidad según el momento del día.

  • Body Chart. Una tabla anatómica donde dibujar la topografía y apuntar las características de los síntomas y la secuencia temporal en la que se manifiestan.

  • Preguntas especiales. Enfermedades, ingesta de medicamentos, patologías o intervenciones quirúrgicas recientes o relevantes para poder evaluar la presencia de posibles contraindicaciones o banderas rojas.

  • Pruebas específicas. Pruebas ortopédicas de un determinado distrito corporal, fuera de los distritos corporales, neurológicas y de neurodinámica.

 

  • Pruebas instrumentales. TAC, RM, Rx o ecografías que aporta el paciente y que puedan añadir información útil para nuestro razonamiento clínico.

 

Solo después del razonamiento clínico es posible identificar el origen de los síntomas, entender sobre qué tejido o zona del cuerpo tenemos que concentrarnos y crear un programa de tratamiento integrado y moderno; TERAPIA MANUAL + TERAPIA FÍSICA + EJERCICIO TERAPÉUTICO O FUNCIONAL

2. TRATAMIENTO DE TECARTERAPIA EFICAZ: ¿CAPACITIVO O RESISTIVO?

«En medicina, la impedancia es la capacidad que tienen los tejidos para dejar pasar una corriente».

¿Cuántas veces, utilizando la tecarterapia, hemos decidido usar el capacitivo y el resistivo en la misma sesión porque no sabíamos cuál elegir?
Muchas empresas, quizá demasiadas, recomiendan 10 minutos de capacitivo para empezar y terminar la sesión y 10 minutos de resistivo para conseguir un supuesto efecto analgésico mayor.
¡Dejemos las cosas claras! La corriente eléctrica, que es de lo que estamos hablando, viaja por el cuerpo y descarga más energía en las zonas donde hay grandes variaciones de impedancia. En concreto, es en las zonas de interfaz entre alta y baja impedancia donde se libera más energía (p. ej. entre hueso y tejidos blandos).

La corriente siempre elige el camino más fácil (baja impedancia), por lo que jamás pasará por el interior de un hueso, sino que liberará energía en la porción exterior por los principios que acabamos de explicar. Una vez asimilado este concepto, es fácil entender la diferencia entre resistivo y capacitivo.


El resistivo es un electrodo metálico no aislado que tenderá a ceder energía allí donde encuentre una diferencia de impedancia.

Si justo por debajo del electrodo encontramos un tejido de alta impedancia (como un hueso o un tendón grande), gran parte de la energía se disipará en la superficie; en cambio, si la diferencia entre alta y baja impedancia se encuentra a mayor profundidad, tendremos que estar muy atentos al curso de la corriente. El curso de la corriente está determinado por la posición entre la placa y el electrodo. De esto enseguida se deduce que con el resistivo hay que saber trabajar bien con las geometrías.

En el capacitivo, a diferencia del resistivo, la superficie en contacto con el cuerpo está cubierta normalmente por una capa de material aislante. Este aislante constituye, por las características intrínsecas del propio material, la interfaz alta/baja impedancia una vez en contacto con la piel, de tal modo que genera energía en las zonas superficiales subyacentes al electrodo independientemente del tejido biológico comprendido entre el electrodo capacitivo y la placa neutra.

Sin embargo, para ello hay que aplicar tensiones muy altas (de unos 1000 V) a los electrodos. En caso de rotura o desgaste de la película aislante o del cable/pieza de mano capacitivo, el paciente y el fisioterapeuta pueden sufrir calambres o lesiones producidos por la electricidad. Para evitar que esto suceda, Fisiowarm ha adoptado SAFE, una tecnología innovadora de baja tensión LOW VOLTAGE CAPACITIVE que hace que la terapia capacitiva sea segura y el resultado más eficaz, sin riesgos para el fisioterapeuta ni para el paciente.

3. LAS GEOMETRÍAS EFICACES DE LA TECARTERAPIA

A menudo se habla de geometrías en tecarterapia pero, ¿de qué se trata realmente? 

Por «geometría en tecarterapia» se entiende el recorrido que sigue la corriente dentro del cuerpo del paciente en relación con la posición entre placa y electrodo.

Existen las llamadas «geometrías correctas», que son las que prevén el posicionamiento en paralelo de placa y electrodo. De este modo, la proyección geométrica del electrodo termina en el centro de la placa de retorno. 

Con este tipo de geometría, nos queda muy claro el paso de la corriente dentro del cuerpo y cómo se liberará la energía. De hecho, en un tratamiento con el sistema resistivo en correcta geometría, solo tendremos que conocer la anatomía de las estructuras que se encuentran entre la placa y el electrodo. Así, en base a las distintas impedancias de los tejidos, sabremos dónde y cómo se liberará la energía.

Para entender mejor este importante concepto, imagina el flujo de corriente como si fuera un flujo de agua: el cauce del río es el músculo y el pilar de un puente es el hueso. Ahora imagina que estás en el puente y miras hacia abajo, cerca de los pilares que sostienen el puente: verás que el agua, al chocar contra los pilares, producirá turbulencias en las proximidades.

Cuanto más estrecho sea el cauce del río, mayores serán las turbulencias (el agua tiene poca posibilidad de fuga), mientras que cuanto más ancho sea el cauce, menores serán las turbulencias (el agua podrá fluir lejos de los pilares, creando menos turbulencias); en nuestro cuerpo ocurre algo parecido. Por lo tanto, volviendo al ejemplo de la correcta geometría, hay que considerar que si la geometría es correcta pero la superficie ósea es mínima con respecto a la superficie muscular presente en la misma zona, la corriente, como sabemos, elegirá el camino más fácil, es decir, la musculatura, produciendo una cantidad de calor irrelevante en la interfaz hueso/músculo. 

Hay que tener siempre en cuenta que el sistema capacitivo tendrá un importante porcentaje de secuestro energético en las primeras capas bajo el electrodo, por lo que la posición de la placa de retorno tiene una menor relevancia en el tratamiento.

En cambio, cuando no es posible trabajar en «correcta geometría», hay que prestar mucha atención al curso que seguirá la corriente.
Si el recorrido entre la placa y el electrodo es demasiado largo, se corre el riesgo de transmitir energía a tejidos que no están directamente implicados en el problema y, por lo general, hay que utilizar una potencia mayor. Por lo tanto, conviene seleccionar un recorrido breve que incluya la zona que queremos tratar y que tenga en cuenta la anatomía del distrito corporal de nuestro interés. 

En conclusión, cabe recordar que, preferiblemente, los electrodos (capacitivo, resistivo y neutro) no deberían colocarse directamente sobre superficies óseas, sino sobre superficies «blandas» en beneficio del confort del paciente, sobre todo para conseguir que la corriente se transmita de manera más homogénea.

La tecarterapia se puede aplicar de distintas formas:

  • Aplicación básica
  • Aplicación integrada con masoterapia
  • Aplicación integrada con terapia manual
  • Aplicación integrada con ejercicio terapéutico

Veamos en qué consiste cada una de estas modalidades.

En la aplicación básica, el fisioterapeuta, después de haber colocado la placa, mueve el electrodo sobre la zona a tratar para transmitir una cantidad de energía homogénea en el área deseada. El tratamiento de una sola parte del cuerpo puede durar entre 15 y 20 minutos, pero la sesión puede ser más larga si se trata de una zona más amplia, como por ejemplo la espalda entera.

En la aplicación integrada con masoterapia, el fisioterapeuta añade a la aplicación básica maniobras de masoterapia para conseguir un mejor resultado, en concreto sobre el tejido muscular.

En la aplicación de tecarterapia con masoterapia, el fisioterapeuta puede percibir de manera continua dónde hay tensión muscular y actuar con mayor intensidad donde sea necesario.

Uno de los puntos fuertes de esta modalidad es que el tratamiento resulta agradable. 

En la aplicación integrada con terapia manual, el fisioterapeuta utiliza el electrodo como si fuera una extensión de su propia mano para tratar la rigidez articular causada por procesos degenerativos o traumáticos, combinando el efecto terapéutico de la tecarterapia con el movimiento específico de las articulaciones.

Para realizar las modalidades de tratamiento combinado con kinesioterapia, terapia manual o ejercicio terapéutico, el fisioterapeuta podría elegir geometrías específicas entre placa y electrodo, o accesorios especiales con el fin de facilitar el movimiento de las articulaciones.

En la aplicación integrada con ejercicio terapéutico, el fisioterapeuta puede elegir placa y electrodos adhesivos o utilizar dos piezas de mano para que el paciente pueda realizar ejercicios activos al mismo tiempo que recibe el tratamiento terapéutico.

Esta última modalidad es extremadamente eficaz, ya que permite trabajar directamente en los movimientos que se han visto limitados o que van acompañados de dolor, lo que permite una recuperación funcional más rápida.

4. USO DE LOS ACCESORIOS

En los últimos años, Fisiowarm ha creado una línea extraordinaria de accesorios que ha inspirado a muchas empresas.

Los accesorios mejoran el tratamiento y la transmisión de energía en todos los distritos corporales y se pueden usar en distintas integraciones terapéuticas:

NEUTRO DINAMICO®

Con el sistema Neutro Dinamico® el fisioterapeuta puede crear la mejor geometría para cada zona de tratamiento.
El Neutro Dinamico®, tal y como su nombre sugiere, prevé el uso de dos piezas de mano; una alberga el electrodo activo, mientras que la otra contiene el electrodo neutro que se convierte en «dinámico». Esta configuración especial permite una mayor libertad de tratamiento tanto al fisioterapeuta como al paciente, con todas las ventajas terapéuticas que esto conlleva:

 

  • se puede aplicar el tratamiento mientras el paciente realiza ejercicios o sigue las indicaciones del fisioterapeuta, ya que no está unido físicamente al clásico electrodo neutro con placa;
  • se puede dirigir la energía de manera más selectiva y solo donde sea necesario, con la potencia adecuada, sin incluir otras zonas que no estaban sujetas al tratamiento; 
  • durante el tratamiento, el fisioterapeuta podrá cambiar el «recorrido» de la corriente y adaptarlo cuando sea necesario para obtener el mejor resultado terapéutico;
  • permite realizar tratamientos que hasta ahora eran impensables, como el tratamiento tridimensional de la articulación.

El kit Neutro Dinamico se completa con otros accesorios especiales como el «ergonómico», que hace que el trabajo del fisioterapeuta sea más cómodo y que el movimiento del electrodo sobre el paciente sea aún más natural.

Estos accesorios están en continua evolución gracias al diálogo con los usuarios de Fisiowarm en Italia y en el mundo. La tecarterapia Fisiowarm está presente en más de 25 países, y gracias a los comentarios de los usuarios está en constante evolución tecnológica.

ESTÁTICO AUTOMÁTICO

El kit estático automático nace para que el paciente pueda trabajar activamente durante la sesión de tecarterapia.

Los electrodos pueden ejercer de electrodo activo o de electrodo neutro dependiendo de la modalidad de aplicación.

La energía que suministra la tecarterapia facilita la extensibilidad del colágeno, aumenta la perfusión de la sangre en los tejidos y, gracias al calor, tiene un efecto analgésico. Esto permite crear secuencias de ejercicios específicos para cada paciente, combinando los efectos de la terapia física con los del movimiento.

De este modo no solo se puede aprovechar al máximo el dinamismo del paciente, sino que el fisioterapeuta también puede acompañar al paciente con ambas manos durante la ejecución de los ejercicios o utilizar otros instrumentos terapéuticos, como por ejemplo la pelota.

Esto se traduce en mayor dinamismo, mayor comodidad y tratamientos más eficaces, sobre todo en pacientes deportivos durante la recuperación postraumática.

ELECTRODO BIPOLAR

El electrodo bipolar resistivo Profile (modelo registrado) nace de una idea original Golden Star y alberga los dos electrodos (activo y neutro) en una única estructura. Está dotado de cabezales móviles capaces de seguir fielmente el perfil de la superficie corporal subyacente, lo que hace que la aplicación sea más sencilla para el fisioterapeuta, más precisa y concentrada, y más agradable para el paciente. Esta modalidad de aplicación permite tratar zonas superficiales en aquellos distritos corporales donde es más complicado utilizar la placa de retorno.


Se recomienda su uso en patologías tendinosas de la mano, de la muñeca, del codo, del hombro y de la rodilla. A este electrodo también se le conoce como paravertebral; de hecho, su conformación y los cabezales móviles permiten tratar las estructuras musculares y tendinosas de la columna vertebral que se encuentran más cerca de la superficie.


En las patologías específicas de los tejidos blandos, sobre todo en las tendinitis, se obtienen mejores resultados con aplicaciones localizadas en el centro de la lesión o inflamación.


Electrodo capacitivo bipolar: este electrodo especial permite aplicar la tecarterapia sin necesidad de utilizar la placa de retorno. Es muy eficaz para tratar problemas superficiales, sobre todo en caso de cicatrices o para realizar un drenaje linfático.
El electrodo capacitivo bipolar también se puede usar en combinación con el masaje precompetitivo en el ámbito deportivo.

La ausencia de placa hace que la aplicación sea más sencilla, sobre todo cuando se deben tratar varios distritos corporales y grupos musculares en poco tiempo.

5. GESTIÓN DE LOS PARÁMETROS

¡Potencia, potencia, potencia! Al parecer, este es el parámetro más importante para un fisioterapeuta que está a punto de comprarse un equipo de tecarterapia nuevo o de segunda mano.

¿De verdad es tan importante? En realidad, existen otros parámetros que pueden incidir significativamente en la eficacia de un tratamiento. La frecuencia, por ejemplo, es un parámetro muy importante, pero hay que explicar ciertos aspectos. Algunas empresas consideran que hay algunas frecuencias más eficaces que otras. Dichas frecuencias se encuentran todas entre los 400.000 y los 500.000 Hz (entre 400 y 500 kHz).

No obstante, hay que aclarar que no existen frecuencias patentadas y que las evidencias clínicas y los escasos estudios significativos que se han realizado a lo largo del tiempo sobre la tecarterapia mencionan siempre frecuencias distintas. Además, sobre todo los equipos que se fabricaban hasta hace unos años, tenían un margen de error en el suministro de frecuencias declaradas de al menos un 5-10 %.
La historia de las frecuencias «originales o no» parece más un argumento comercial que científico. 
Sin embargo, podemos afirmar que las frecuencias que rondan los 500 kHz son sin duda las más utilizadas, y que las frecuencias más bajas (hasta 300 kHz) son eficaces en tratamientos profundos. Las frecuencias más altas, hasta 1000 kHz, se utilizan para los tratamientos más superficiales. De hecho, con el aumento de frecuencia la corriente eléctrica tiende a distribuirse en mayor medida en la zona más externa del conductor que atraviesa, el llamado «efecto piel». Otro parámetro importante para configurar el tratamiento es el pulso de la señal (duty cycle), que expresa la relación entre el tiempo de emisión y el de pausa.


La modalidad pulsada en tecarterapia es útil para gestionar el gradiente térmico (ATERMIA) que será progresivo para las patologías desde las agudas hasta las crónicas. Con los equipos antiguos, en el caso de una patología en fase aguda, el fisioterapeuta se limitaba a configurar la intensidad de suministro al mínimo, obteniendo así un resultado prácticamente nulo con el dispositivo casi apagado.


Hoy en día, con Fisiowarm podemos elegir entre distintos grados de atermia sin alterar los efectos biológicos del paso de corriente y, al mismo tiempo, mantener un efecto térmico nocivo bajo en las fases agudas. La introducción de este nuevo parámetro permite modular los tratamientos de manera específica en cada fase terapéutica. Por último, la modalidad de suministro SUPERPULSADA (disponible en el modelo 400) en total ausencia de calor, representa la nueva frontera de la tecarterapia.

6. LA CREMA CONDUCTORA

La crema conductora es un elemento fundamental para aplicar el tratamiento de manera correcta y eficaz; su composición ha sido estudiada para garantizar una excelente conductividad eléctrica, mantiene una densidad adecuada durante el transcurso de la terapia para evitar que el cuerpo absorba una cantidad excesiva de producto e hidrata la piel sin dejarla grasa.

Es importante que la crema tenga el marcado CE para poder utilizarla en tratamientos de tecarterapia.
Sí, el precio de la crema para tecarterapia es un dato importante a tener en cuenta para el presupuesto de un estudio médico, pero es aún más importante que se trate de un producto certificado, de calidad, testado y aprobado para garantizar un correcto rendimiento aplicativo junto con los dispositivos correspondientes, y certificado por el fabricante como producto inocuo para los electrodos, piezas de mano y cables.
Es un elemento que merece gran atención; por este motivo los inspectores sanitarios comprueban que los centros médicos tengan este certificado. La crema para tecarterapia no es un mero coste que haya que intentar reducir; para las empresas es una cuestión de investigación, para los fisioterapeutas, se trata de buscar un buen rendimiento y de cuidar la salud del paciente.

Durante el tratamiento la cantidad de crema debe ser constante, ya que la crema, gracias a su composición, favorece la conductividad y la transferencia de energía
No usarla o usar poca cantidad es una negligencia y obliga a trabajar con un suministro de energía superior, lo que aumenta la dosis de energía que recibe el paciente sin ningún motivo. Una escasa cantidad de crema o la baja calidad de la misma pueden dar lugar (especialmente en el tratamiento capacitivo) a pasos de corriente puntiformes con la típica y molesta sensación de «pinchazos de alfiler» que se producen en la parte inferior del electrodo utilizado.
Otra práctica errónea, por el riesgo de quemaduras, es la de realizar tratamientos de tecarterapia sin aplicar la crema conductora sobre la placa de retorno.

 

La tecarterapia no nace con el objetivo de transportar sustancias por dentro del cuerpo y, hasta el momento, no existen evidencias científicas de ello. No obstante, gracias a la activación de la microcirculación, la piel puede absorber algunos productos de uso tópico fácilmente ionizables, con los principios activos que estos contienen.
Como resultado, observaremos que con la tecarterapia la piel absorbe mejor que cuando simplemente se realiza una aplicación tópica del mismo producto. La característica más importante de la crema para optimizar el tratamiento es que conduce la electricidad.


Otro elemento importante es cómo reacciona la crema a las altas temperaturas. Algunas al final del tratamiento producen un «efecto aceite» que los fisioterapeutas valoran mucho. Es importante que facilite el deslizamiento pero a veces algunas cremas, bajo el efecto de la corriente eléctrica y del calor, producen reacciones químicas y cambios en el «pH» que pueden dañar los electrodos e incluso llegar a ser perjudiciales para la salud de la piel del paciente y del fisioterapeuta. Por este motivo, se recomienda siempre comprar los productos en empresas con experiencia en el sector.

 

En el caso específico del equipo Fisiowarm 7.0, la crema conductora Fisiowarm Cream es un dispositivo médico de clase I, accesorio del mismo equipo del que es parte fundamental para su correcto funcionamiento. Garantiza la seguridad de la aplicación y es compatible con los accesorios. El uso de cremas que no sean Fisiowarm Cream anula la garantía de los accesorios (electrodos, cables, piezas de mano).

7. ASOCIACIONES TERAPÉUTICAS

Hasta hace unos años, terapia manual y osteopatía parecían estar muy alejadas de la tecarterapia. A decir verdad, la cultura de la contraposición entre terapia física y terapia manual es una forma de conquistar la mente de los jóvenes fisioterapeutas y condenarlos para siempre a ignorar la integración terapéutica.


Hoy en día, con la correcta configuración de los parámetros físicos y con el uso de accesorios modernos (piezas de mano y electrodos) se pueden realizar tratamientos integrados de alto nivel. Quien cuenta con más de 20 años de experiencia y ha vivido, estudiado y aplicado la terapia física, concretamente la tecarterapia, sabe lo útil que puede llegar a ser para complementar los tratamientos de terapia manual.

Actualmente, la tecarterapia es más segura y eficaz que hace 20 años. Al mismo tiempo, los fisioterapeutas han evolucionado, como también lo ha hecho la capacidad de realizar un cuadro clínico del paciente, precisamente gracias a la terapia manual. Entender cuál es el origen de los síntomas es la base de nuestro trabajo; a partir de ahí, podemos y debemos utilizar las técnicas e instrumentos que resulten más eficaces para nuestro paciente.

La Academia Italiana de Tecarterapia (A.I.T.) ofrece un curso de tecarterapia con un programa didáctico estudiado para favorecer la integración de terapia manual, tecarterapia y demás medios físicos de alta tecnología.

También muchos osteópatas están empezando a utilizar la tecarterapia como coadyuvante en tratamientos fasciales y viscerales. Nos encontramos ante una nueva era de la tecarterapia, donde Fisiowarm 7.0 se propone como tecnología al servicio de fisioterapeutas independientemente del tipo de enfoque empleado.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS

El calor alivia las condiciones crónicas traumáticas e inflamatorias, incrementa el flujo sanguíneo mejorando la nutrición celular, favorece la eliminación de toxinas y mejora la elasticidad del tejido conectivo. 

La vasodilatación obtenida con el calor favorece el intercambio de sustancias que facilitan el drenaje de la zona inflamada y el flujo local de células destinadas a procesos reparadores.

  • CONTUSIONES O TORCEDURAS
  • REHABILITACIÓN POSQUIRÚRGICA
  • TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA
  • PATOLOGÍAS MUSCULARES Y TENDINOSAS
  • CICATRICES
  • PATOLOGÍAS DE LA COLUMNA VERTEBRAL Y DE LAS ARTICULACIONES PERIFÉRICAS
  • PATOLOGÍAS DEL SISTEMA VASCULAR Y LINFÁTICO
  • PATOLOGÍAS DEL SISTEMA NERVIOSO DE ORIGEN ORTOPÉDICO
  • REHABILITACIÓN DEL SUELO PÉLVICO

FISIOESTÉTICA DERMATOFUNCIONAL

La energía suministrada por Fisiowarm 7.0, a través de modalidades específicas y electrodos especiales para cada zona de tratamiento, favorece un importante estímulo biológico de los tejidos tratados, lo que permite un mejor flujo de oxígeno y elementos nutritivos y favorece la eliminación de sustancias inflamatorias y de líquido en exceso.

Desde hace más de 20 años, la tecarterapia resulta muy eficaz también en el campo de la medicina estética y en las fases posoperatorias de la cirugía plástica. Bioestimula los tejidos, lo que contribuye a reparar la piel, atenuar las cicatrices, reafirmar la dermis estimulando también la eliminación de catabolitos tóxicos y radicales libres.

 

PARA EL CUIDADO FACIAL: Por su acción estimulante celular, a través de la tecarterapia, la piel recibe un mayor flujo sanguíneo y, por tanto, una mejor oxigenación que repercute positivamente en las células superficiales y en la dermis profunda. Ejerce un efecto lifting inmediato en las fibras de colágeno, creando así un efecto tensor en la zona tratada.

PARA TRATAR LA CELULITIS: la tecarterapia aumenta la velocidad del flujo sanguíneo, lo que genera un incremento en la producción de oxígeno que favorece la actividad metabólica y la eliminación de toxinas. Al reducir la inflamación, mejora la circulación venosa y linfática mediante el uso sinérgico de técnicas de masaje específicas.

 ✔ PARA REAFIRMAR LOS TEJIDOS: la tecarterapia, configurada con unos ajustes específicos de potencia, frecuencia y duración del tratamiento, estimula la microcirculación sanguínea y linfática, con la consiguiente mejoría de la tonicidad de la piel tratada. Los resultados se pueden mejorar también con el efecto tensor que ejercen los grupos musculares subyacentes a la zona, que se pueden entrenar durante el tratamiento.

Para obtener resultados significativos y duraderos, siempre se recomienda crear un programa terapéutico multidisciplinar que se proponga mejorar del estilo de vida del paciente y que incluya una guía nutricional correcta, ejercicio terapéutico específico y, si fuera necesario, otras terapias físicas coadyuvantes. 

TECARTERAPIA Y SUELO PÉLVICO

La tecarterapia es el enfoque más innovador para los problemas del suelo pélvico. Este método, ampliamente utilizado desde hace años para tratar el resto de músculos, se emplea por fin para tratar la zona del perineo.  

En España se utiliza mucho la tecarterapia para tratar todos los problemas pélvicos gracias a su capacidad para oxigenar los tejidos, restablecer el equilibrio de músculos y mucosas y aumentar la vascularización y la relajación muscular. Todo esto, unido también a su acción analgésica, hace de la tecarterapia el tratamiento ideal para la recuperación funcional de la zona pélvica y perineal.

 

Durante el ciclo de rehabilitación, el fisioterapeuta también puede utilizar accesorios específicos para el tratamiento interno y externo de la zona, para reforzar los músculos internos y para combinar el tratamiento manual con la tecarterapia.

 

La rehabilitación del suelo pélvico es una práctica clínica que viene de lejos, pero solo en estos últimos años ha experimentado, por lo menos en Italia, una difusión más acelerada; ¿por qué?

 

Principalmente porque todo lo que concierne al suelo pélvico (órganos genitales, aparato reproductor y excretor) sigue siendo hoy en día un tabú.

Muy raramente se oye hablar de problemas físicos durante las relaciones sexuales, de pérdidas de orina después de haber dado a luz o de dolor durante el ciclo menstrual.

 

En parte se debe a que se trata de un tema íntimo pero, al mismo tiempo, la falta de información condena a muchas personas a recurrir a remedios que son meramente paliativos, o que tienen como objetivo «limitar los daños», solo porque no saben que existe una solución definitiva o quizás más completa si acudieran a un fisioterapeuta especializado. En algunas ocasiones, «solo» un programa específico de ejercicios puede dar grandes satisfacciones.

 

El suelo pélvico, denominado así por la posición que ocupa, es la estructura que cierra la parte inferior de nuestra pelvis. Está compuesto por ligamentos, fascias y músculos que juntos colaboran en las funciones que desempeña: soporte, continencia, capacidad de contraerse y relajarse.

 

Tiene la forma de una hamaca y encima se encuentran las vísceras de la pelvis. Por su forma y posición, está sujeto a presiones que se generan en el interior del abdomen cuando este se contrae.

 

En general, la rehabilitación del suelo pélvico no concierne solo a las mujeres, sino también a los hombres. Entre las funciones principales se encuentran el tratamiento, la prevención y la cura de condiciones de incontinencia, tanto fecal como urinaria, que pueden manifestarse tanto en el sexo femenino como en el masculino.

 

El elemento que caracteriza esta rama de la fisioterapia es, sin duda, el hecho de que ayuda a tomar conciencia de esta parte del cuerpo, que en muchos casos es desconocida. La tecarterapia es un importante aliado del fisioterapeuta para tratar las principales patologías del suelo pélvico.

 

Lo primero que debe hacer el fisioterapeuta en este ámbito es utilizar una serie de estrategias que permitan que el paciente tome conciencia de la musculatura pélvica, que la conozca, y después pasar a los ejercicios específicos, que pueden tener como objetivo la contracción o la relajación muscular.

 

✔Los factores de riesgo que pueden deteriorar la salud del suelo pélvico son:

  • embarazo y parto
  • menopausia
  • edad avanzada
  • factores iatrogénicos como intervenciones quirúrgicas
  • sobrepeso
  • posición erecta prolongada

 

✔Los factores de riesgo en el hombre son principalmente de tipo iatrogénico, como por ejemplo la intervención quirúrgica de próstata o uretra.

 

 

Las principales disfunciones del suelo pélvico son:

 

– incontinencia urinaria;

– hipertrofia de la próstata;

– trastornos anatómico-funcionales en ámbito sexual;

– dolor pélvico y recuperación posparto;

– trastornos funcionales de la menopausia;

– sequedad vaginal;

– disfunciones del tono muscular (hipotono/hipertono).

 

           Dada la complejidad de este distrito funcional, el fisioterapeuta debe estar correctamente formado y debe ser capaz de crear programas terapéuticos específicos para cada caso clínico.

          Fisiowarm y la AIT (Academia Italiana de Tecarterapia) acompañan a los fisioterapeutas durante el periodo de formación con eventos didácticos monotemáticos en todo el territorio italiano y a través de los cursos FAD.

Si necesitas un presupuesto o quieres saber más, ¡ponte en contacto con nosotros!

En el formulario de contacto deberás indicar tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu mensaje. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Fisiowarm se compromete a enviarte información científica y comercial de tu interés sin invadir tu intimidad y, en cualquier caso, no más de una vez por semana.

¡RELLENA EL FORMULARIO!

Política de privacidad

Información comercial